Consejo Óptico


La higiene visual son consejos para reducir el estrés que produce la visión próxima.

 

Normas de higiene visual


    No te acerques a los textos. La distancia idónea es la que hay, aproximadamente, entre su codo y su puño cerrado. Por lo tanto, si apoyamos el codo sobre el texto y ponemos nuestra mejilla sobre el puño cerrado, tendremos aproximadamente una buena distancia de trabajo. Al leer, los antebrazos han de estar apoyados sobre el plano de trabajo.
    Estudia o lee con una iluminación adecuada. Ésta debe estar concentrada en la zona de estudio o lectura, pero el resto del entorno no debe quedar a oscuras. Por lo tanto, el habitáculo en el que nos encontramos ha de estar iluminado, y la zona en la que están los textos tiene que estarlo más, concentrando la iluminación con una lámpara.
    Evita reflejos o luz directa sobre los ojos. Debemos asegurarnos de que en la pantalla del ordenador no hay reflejos molestos, los cuales producirán estrés acumulativo que puede producir cansancio visual. También tenemos que evitar la luz directa de lámparas hacia los ojos.
    Realiza descansos periódicos. Ten siempre en cuenta que los ojos no están preparados para estar mucho tiempo mirando de cerca. Por lo tanto, realiza descansos programados. No estés más de 45 minutos seguidos leyendo o con el ordenador. Relaja tu visión mirando de lejos, a través de una ventana, intentando enfocar objetos alejados. De esta manera, los ojos se relajarán.
    Si estás ante el ordenador, vigila tu postura. Muy importante que la pantalla esté situada bajo la línea de mirada. Es decir, los ojos han de estar dirigidos ligeramente hacia abajo, nunca hacia arriba, cuando miremos la pantalla. Si estás pasando datos o texto al ordenador, evita en lo posible los giros repetidos de cuello. Sitúa el texto a copiar en un plano cercano al de la pantalla de tu ordenador. Pon la espalda recta y los brazos paralelos al cuerpo.
    Hidrata tus ojos. El parpadeo es un mecanismo fisiológico natural de secreción lagrimal y limpieza de la superficie ocular. La visión próxima que requiera concentración inhibe el parpadeo. Durante el estudio, la lectura o el uso del ordenador, la frecuencia de parpadeo se reduce a menos de la mitad. Por esto, muchas veces cuando estamos concentrados leyendo, o incluso mirando una película o conduciendo, notamos de repente picor y lagrimeo, pues los ojos se secan, y notamos cierta molestia. 

 

Siga los consejos de Nuestro Optico Licenciado

 

Consejos Nutricionales

Enriquece tu dieta en antioxidantes

 

1. Come dos veces al día verduras y/o hortalizas.

2. Una de ellas, eligelas de colores rojos, naranjas o amarillos. Por ejemplo: tomate, zanahoria o calabaza.

3. Una de las verduras tómala en crudo, en forma de ensalada.

4. Tiende a cambiar el vinagre por el zumo de limón a la hora de aliñar las ensaladas.

5. Lava las verduras con la hoja entera y no dejes los vegetales en remojo, asi no se perderán tantas vitaminas.

6. Al cocinar los vegetales no los cuezas mucho, es mejor tomarlos al dente.

7. Para cocer las verduras, lo ideal es usar la olla a presion o hacerlas al vapor.

8. Toma tres piezas de fruta o zumos naturales al día.

9. Las vitaminas se pierden, por lo que hay que tomar el zumo recién exprimido.

10. Es mejor tomar la fruta con la piel, lavándola previamente.

 

El Uso de Gafas 3D no favorece el Visionado de Películas

Un estudio de la Universidad de California, realizado dentro de la Facultad de Psicología y dirigido por el doctor L. Mark Carrier, asegura que las gafas 3D producen dolores de cabeza, vista cansada y mareos.

Estas situaciones, según el estudio, interrumpen el proceso de asimilación del mensaje en la película, por lo que, tras 400 ensayos, el informe concluye que el 3D no es positivo para ver cine.

Lo más revelador de la investigación es que las escenas no se perciben con mayor claridad en tres dimensiones.

No hay una mayor comprensión del espectador ni este se sumerge de una forma completa en la pantalla de forma que tenga una experiencia radicalmente distinta.

 

El oido hace crecer

Los niños desarrollan el lenguaje y la capacidad de comunicar escuchando e interactuando con el ambiente, inicialmente con la familia y sucesivamente con la escuela y el ambiente social. Aunque todos los sistemas sensoriales están implicados en el proceso de aprendizaje lingüístico junto a los conocimientos, las emociones, las sensaciones y el desarrollo afectivo, el oído ocupa un rol central.

Un compromiso al sistema auditivo puede haber de consecuencia importantes repercusiones sobre el lenguaje. Un correcto funcionamiento del aparato auditivo permite al niño, no sólo oír y comprender lo que dicen los otros, sino también desarrollar la capacidad de hablar, de mejorar y eventualmente corregir las palabras que él mismo produce.

Por esto un eventual problema auditivo debe de ser reconocido y corregido enseguida. Sin descuidarlo y sin dramas, porqué están los remedios y pueden restituir a tu hijo la posibilidad de comunicar y crecer en modo sano.

Fuente Amplifon